Cómo proteger a su familia de la variante Delta

(StatePoint) A pesar de los avances significativos en las vacunas y la lucha contra la COVID-19, el aumento de la variante delta más transmisible plantea un riesgo significativo para las personas no vacunadas.

“Estamos en un momento crítico de la pandemia de COVID-19. Tenemos las vacunas y las medidas de salud pública necesarias para proteger a la gente y detener la propagación del virus, pero todos tenemos la responsabilidad de vacunarnos para protegernos a nosotros mismos y a nuestras comunidades. A pesar de los avances que hemos logrado, los peligros, particularmente de la variante Delta, son reales y preocupantes”, dice el Dr. Gerald E. Harmon, M.D., presidente de la Asociación Médica Estadounidense (American Medical Association, AMA).

Según la AMA, esto es lo que puede hacer ahora para disminuir el riesgo para usted y su familia.

1. Hable con su médico. Hable con su propio médico acerca de las vacunas. Los médicos siguen siendo una de las fuentes más importantes de información sobre las vacunas. Y con el 96 por ciento de los médicos vacunados, según una encuesta reciente de la AMA, están preparados para responder a sus preguntas y hablar sobre su propia experiencia con las vacunas.

2. Vacúnese LO ANTES POSIBLE. Si aún no está vacunado, póngase la primera vacuna que tenga disponible. Hay tres vacunas disponibles ahora en los Estados Unidos: las fabricadas por Pfizer-BioNTech, Moderna y Johnson & Johnson/Janssen Pharmaceuticals. Todas son seguras y altamente eficaces para prevenir enfermedades graves de COVID-19, hospitalizaciones y muerte.

3. Inmunice a su hijo. Ahora es el momento de inmunizar a su hijo, si es elegible, de modo que esté completamente vacunado para el comienzo de la escuela. La vacuna de Pfizer de dos dosis tarda cinco semanas en ser totalmente efectiva. Con la reapertura de las escuelas presenciales en agosto en muchos lugares, y con solamente uno de cada cinco niños entre 12 y 15 años vacunados, debe comenzar el proceso de vacunación lo antes posible.

Además, las tasas de vacunación infantil y adolescente contra enfermedades como el sarampión, la tos ferina y el virus del papiloma humano cayeron vertiginosamente durante los primeros meses de vigencia de las órdenes de quedarse en casa por la pandemia. Aunque las tasas han repuntado, no lo han hecho lo suficiente como para lograr una cobertura de recuperación, así que asegúrese de que las vacunas de su hijo estén al día durante las consultas de niño sano con su médico.

“Para que las comunidades avancen por completo desde las restricciones de la era COVID y se aseguren de que no retrocedamos debido a la propagación de las variantes de la COVID, todos deben hacer su parte ahora y vacunarse. Hay demasiado en juego”, dice el Dr. Harmon.

Para obtener más información sobre las vacunas contra la COVID-19, visite spanish.getvaccineanswers.org o encuentre un lugar para vacunarse cerca de usted en vacunas.gov.

Photo Credit: (c) jacoblund / iStock via Getty Images Plus

Recommended for you